Día Mundial del Trabajo Digno

por el Grupo de Trabajadores del CESE

Este año, celebrar el Día Mundial del Trabajo Digno el 7 de octubre ha sido más pertinente que nunca. La pandemia de COVID-19 ha agravado las deficiencias de nuestras sociedades, en particular en lo que se refiere a trabajo, remuneración e ingresos dignos. Una vez más, determinadas personas que ya se encontraban entre las más vulnerables se han visto afectadas desproporcionadamente: los jóvenes con trabajos precarios, las mujeres que se hallan sobrerrepresentadas en los sectores más perjudicados o que se han quedado en casa para hacerse cargo de la educación en el hogar o cuidar a familiares, los autónomos y trabajadores de plataformas digitales, los trabajadores con salarios bajos, los migrantes y quienes realizan trabajos no declarados.

Con ocasión del Día Mundial del Trabajo Digno, el Grupo de Trabajadores se ha unido a la Confederación Sindical Internacional y a la Confederación Europea de Sindicatos para pedir un Nuevo Contrato Social para la Recuperación y la Resiliencia que contrarreste los efectos de la COVID-19 de modo sostenible respondiendo de una vez por todas a las necesidades de las personas. Una auténtica renovación del proyecto europeo requiere una sólida inversión social como complemento de las políticas económicas, centrada en la preservación y creación de empleos de alta calidad, en salarios justos y en el fin del trabajo precario.

Es urgente que la Comisión siga aplicando el pilar europeo de derechos sociales, en particular con iniciativas sobre salarios mínimos justos, renta mínima, transparencia salarial y fortalecimiento de la reglamentación en materia de salud y seguridad laborales. En ese sentido deben garantizarse la negociación colectiva y los intereses de los trabajadores precarios y vulnerables. También es crucial garantizar la equidad en el sector de las plataformas digitales, que genera enormes beneficios para las empresas mientras que los trabajadores del sector se encuentran en una situación extremadamente precaria en cuanto a derechos laborales, salarios y condiciones de trabajo.