Acuerdo sobre el : las empresas necesitarán un período de transición

Declaración del presidente del Grupo de Empresarios del CESE, Stefano Mallia

Los empresarios de la UE acogen con satisfacción el acuerdo sobre el Brexit y felicitan al equipo negociador de la Comisión Europea, encabezado magistralmente por Michel Barnier. No obstante, con la intención de entender cabalmente este Tratado comercial de 1 200 páginas, las empresas piden un período de transición para ayudarlas a recorrer esta abrupta curva de aprendizaje.

Los empresarios se congratulan de se haya logrado un Brexit ordenado y se haya mantenido la integridad del mercado único. Sin embargo, aunque no se cobren aranceles ni se impongan contingentes restrictivos a las mercancías comercializadas, el abanico de nuevos controles aduaneros y reglamentarios —en particular las normas de origen y unos requisitos de contenido local estrictos— generará burocracia, lo cual posiblemente ralentice los procesos, y las cadenas de suministro tardarán un tiempo en adaptarse a la nueva realidad. 

Este es el motivo por el cual las empresas necesitan un período de transición para adaptarse a los cambios. Con vistas a apoyar durante todo el período de ejecución del acuerdo al conjunto de las empresas, y en particular a las pymes, es preciso instaurar un sistema altamente eficaz, tal como un SOLVIT para el BREXIT

Al mismo tiempo, se constata la evidente necesidad de volver a la mesa de negociaciones para incluir en el acuerdo al sector de los servicios y garantizar un flujo fluido de datos entre la UE y el Reino Unido, así como el reconocimiento mutuo de las cualificaciones.

Aspiramos a que Europa y el Reino Unido mantengan su estrecha vinculación pues necesitamos seguir profundizando nuestras relaciones. El Reino Unido no debe nunca llegar a convertirse en un mero tercer país. El acuerdo debe constituir una sólida plataforma para nuestra futura cooperación en una serie de ámbitos que inciden fuertemente en nuestro entorno competitivo, que abarcan desde el cambio climático hasta la transformación digital, la investigación y la innovación o la normalización. Sin embargo, este acuerdo constituye en realidad la etapa final del inicio de una nueva fase.

La sociedad civil y los empresarios en particular deberán luchar por mantener abiertos los canales comerciales y construir una estructura robusta que lo permita. (dv/kr)