El acceso a las materias primas es fundamental para el éxito de la doble transición

Una conferencia de alto nivel organizada por el CESE el 31 de enero abordó en profundidad el papel clave de las materias primas. La conferencia se centró especialmente en dos aspectos principales: el papel decisivo que desempeñan las materias primas fundamentales a la hora de garantizar la autonomía estratégica de la UE en la transición ecológica y digital y la importancia de la circularidad para la creación de un mercado de materias primas secundarias en Europa.

«En lo que respecta a la mayoría de materias primas, Europa depende en gran medida del resto del mundo Europa debe dar ejemplo y demostrar que esta industria puede ser sostenible a nivel medioambiental y humano», afirmó Crista Schweng, presidenta del CESE, que también subrayó la necesidad de crear asociaciones estratégicas con países afines de todo el planeta.

El comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, intervino en la conferencia a través de un mensaje de vídeo, en el que señaló: «Las baterías de los vehículos eléctricos harán que necesitemos 60 veces más litio de aquí a 2050. No me cabe duda de que la economía circular se convertirá en el nuevo modus operandi en el ámbito de las materias primas. Será otra herramienta crucial a nuestra disposición para garantizar la seguridad y la resiliencia de nuestras cadenas de suministro. El CESE y la Comisión Europea están en sintonía».

Agnès Pannier-Runacher, secretaria de Estado de Industria francesa, reconoció que las materias primas fundamentales representan una cuestión clave para la autonomía de Europa en la transición hacia una economía ecológica y digital basada en un modelo circular. La autonomía energética de Europa es una de las prioridades de la Presidencia francesa del Consejo de la Unión Europea, por lo que «no podemos permitir que nuestra dependencia de los combustibles fósiles se convierta en una nueva dependencia de estos metales estratégicos», declaró.

Los participantes coincidieron en que Europa debe dar ejemplo a escala mundial en este ámbito y mejorar hasta niveles sin precedentes sus normas medioambientales, sociales y de gobernanza.
«El CESE es plenamente consciente de la imperiosa necesidad de abordar la cuestión. El CESE cree que las actuaciones contempladas por la Comisión Europea son cruciales si queremos mantener y reforzar la base industrial de la UE», afirmó el presidente de la Comisión Consultiva de las Transformaciones Industriales del CESE, Pietro Francesco De Lotto, que presidió la conferencia.

En conclusión, las instituciones públicas deben seguir actuando de manera coordinada, y la sociedad civil debe seguir participando en este ámbito.

La conferencia se celebró en el marco de las actividades del CESE en torno a la Conferencia sobre el Futuro de Europa. (ks)