por el Grupo Diversidad Europa del CESE

por Simo Tiainen, miembro del Grupo Diversidad Europa, representante de la Unión Central de Productores Agrícolas y Forestales (MTK) de Finlandia.

Entre las prioridades políticas de la UE deben seguir figurando la mejora de la economía, alcanzar un equilibrio social y regional en Europa, así como la competitividad de las industrias y empresas europeas. Nuestra competitividad debe basarse en la producción sostenible, el empleo y el crecimiento económico. Europa solo podrá asumir funciones de liderazgo y responsabilidad si es fuerte económicamente. En el marco de las negociaciones comerciales, nunca se debe transigir sobre los principios de la producción alimentaria europea, en particular su sostenibilidad, las normas estrictas y la seguridad alimentaria.

La producción agrícola es esencial para abordar los retos estratégicos, económicos, medioambientales y sociales del futuro. Los europeos quieren seguir alimentándose de manera sostenible y segura. Por ello, la política agrícola común (PAC) debe garantizar el suministro de alimentos sanos y seguros, la protección del medio ambiente y del medio rural, el bienestar animal, las medidas de mitigación y adaptación al cambio climático, los medios de subsistencia de los agricultores y la viabilidad de las zonas rurales. La UE debe defender el modelo agrícola europeo basado en los principios de soberanía y sostenibilidad alimentarias. Debería simplificarse la PAC, limitándose la burocracia y fomentándose la subsidiariedad.

Por último, las políticas de la UE deberían impulsar la gestión forestal sostenible. La UE necesita una estrategia forestal sólida que tenga en cuenta todas las dimensiones de la sostenibilidad. Ello permite producir en Europa más madera, entre otros productos, y puede contribuir significativamente al desarrollo de un nuevo tipo de bioeconomía, a la neutralidad en carbono, al empleo y al crecimiento. La gestión forestal sostenible, los indispensables sumideros de carbono y la necesidad de preservar la biodiversidad son plenamente compatibles entre sí.