Una estrategia de financiación que funcione correctamente es fundamental a la hora de captar fondos para la recuperación de la Unión Europea en los mercados internacionales de capitales. En su Dictamen, elaborado por Judith Vorbach y aprobado en el pleno de julio, el Comité subraya que la aplicación fluida de NextGenerationEU requiere una financiación sólida y sostenible, junto con una gestión de riesgos adecuada y unos costes de endeudamiento bajos.

En su intervención durante el debate, la Sra. Vorbach afirmó: «Los empréstitos en el marco de NextGenerationEU deben realizarse con control democrático, legitimidad y transparencia. Una estrategia de financiación eficaz compuesta por una financiación estable y sostenible, una gestión de riesgos sólida, así como una elevada solvencia y unos bajos costes de endeudamiento son de interés público y especialmente de interés para la sociedad civil, que soporta en última instancia los riesgos del mercado».

A juicio del CESE, la decisión de la Comisión Europea de reforzar sus propias competencias y recursos humanos para afrontar la financiación de NextGenerationEU es una buena noticia. Dado el gran interés público en una buena financiación, es importante que la estrategia sea gestionada directamente por la Comisión y no se externalice. El CESE pide que se tenga en cuenta el equilibrio entre hombres y mujeres al nombrar al personal encargado de estas funciones.

Asimismo, el Comité aboga por crear un comité asesor en el que estén representados la Comisión, el Parlamento Europeo, el Consejo, los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada. (mp)