El Comité apoya la creación de un futuro mercado de la electricidad basado en una asociación público-privada y en una combinación de regulación y liberalización.

La esencia de este modelo es un «mecanismo para la electricidad» instaurado por el gobierno que compre la electricidad a los productores y la venda a los proveedores de hogares, pymes, comunidades ciudadanas de energía, grandes consumidores y, cuando sea posible y conveniente, a otros países.

El «mecanismo para la electricidad» celebraría contratos a largo plazo con los productores de electricidad sobre la base de licitaciones. Tales contratos serían de diversos tipos, como contratos de compra de energía (CCE), contratos por diferencia y contratos de margen fijo.

Tal como se afirma en el Dictamen del CESE elaborado por Jan Dirx y Christophe Quarez y aprobado en el pleno del CESE del 14 de junio de 2023, esta es la principal reforma que debe llevarse a cabo en el actual mercado de la electricidad de la UE.

El Sr. Dirx declaró: «El Comité lleva defendiendo desde hace tiempo la reforma del mercado de la electricidad de la UE. Creemos que un modelo híbrido basado en el lema “liberalizar siempre que se pueda y regular cuando sea necesario” constituye una vía de avance».

«La energía es un componente esencial de nuestro sistema económico y social y no debe considerarse como cualquier otra mercancía. La energía es un elemento fundamental de la prestación de servicios públicos», subrayó el Sr. Quarez. «Con nuestra propuesta, el Gobierno es responsable de lograr los objetivos de sostenibilidad, asequibilidad y seguridad del suministro». (mp)