El 23 de marzo, el CESE debatió con la vicepresidenta de la Comisión Europea, Věra Jourová, la manera de reforzar las democracias y los valores democráticos en toda la Unión Europea. Asimismo, aprobó una Resolución sobre este tema, que incluyó propuestas prácticas. Los responsables políticos, los expertos y las organizaciones de la sociedad civil coincidieron en que la educación cívica, la mejora de la financiación de los interlocutores sociales y el énfasis en la dimensión local son fundamentales para la democracia en Europa.

«Las elecciones europeas de 2024 pondrán a prueba la voluntad política y las organizaciones juveniles desempeñarán un papel clave a la hora de movilizar a las personas jóvenes que votarán por primera vez», afirmó la presidenta del CESE, Christa Schweng, quien añadió que «no debemos centrarnos únicamente en estos comicios. Tenemos que apoyar en mayor medida a nuestra juventud, volver a conectar con ella en el proceso democrático y empoderarla con vistas a una ciudadanía activa plena».

La vicepresidenta de la Comisión Europea, Věra Jourová, reconoció el papel crucial que desempeñan las organizaciones de la sociedad civil en la defensa y la promoción de la democracia, trabajando a menudo en ámbitos en los que han fracasado los Estados. «La participación activa de las personas no solo es un objetivo deseado, sino muy necesario», afirmó. «La democracia se encuentra sometida a una prueba de resistencia y tenemos que hacer mucho más para protegerla y recuperar la confianza de la ciudadanía».

Los participantes destacaron la necesidad de que las organizaciones de la sociedad civil, en particular las organizaciones juveniles, la economía social y el sector del voluntariado, tengan un mejor acceso a la financiación y participen en la decisión sobre la utilización de estos recursos. También coincidieron en que las competencias transversales son la verdadera espina dorsal de una democracia participativa y deliberativa.

Una vez concluido el debate, el CESE aprobó una Resolución titulada «Unidos por la democracia: las organizaciones de empresarios, de trabajadores y de la sociedad civil trabajan en pro de un futuro democrático», que se basa en las recomendaciones de los Días de la Sociedad Civil de este año. En esta Resolución, que tiene por objeto reforzar la democracia —mediante una mayor participación pública— y las estructuras de la democracia participativa, también se pide la aplicación efectiva del artículo 11 del Tratado de la Unión Europea relativo a la participación ciudadana, además de una estrategia europea para la sociedad civil y un estatuto europeo para las asociaciones. (tk)