La sociedad civil está lista para ayudar a la UE a hacer frente a los retos que plantea la financiación digital

Es urgente regular la financiación digital, y la Comisión Europea va en ello por el buen camino. Este es el principal mensaje de tres Dictámenes del CESE aprobados en el pleno de febrero, en los que el Comité apoya las últimas propuestas de la Comisión para la regulación del sector financiero digital.

En el Dictamen elaborado por Petru Sorin Dandea y Jörg Freiherr Frank von Fürstenwerth, el Comité respalda la propuesta de la Comisión sobre la estrategia de finanzas digitales y subraya que deben abordarse de lleno los principales retos derivados de la digitalización del sector financiero de la UE. La digitalización brinda grandes oportunidades, aunque también presenta riesgos que no pueden pasarse por alto y requieren una rápida actuación.

En la misma línea, en el Dictamen elaborado por Giuseppe Guerini, el CESE respalda las dos iniciativas de la Comisión (sobre los mercados de criptoactivos y sobre un régimen piloto para las infraestructuras de mercado basadas en la tecnología de registros descentralizados). En este ámbito, se necesitan urgentemente medidas para ofrecer una normativa global en relación con un fenómeno tecnológico cada vez más generalizado y con una creciente utilización práctica, así como en constante y rápida evolución.

Por último, en el Dictamen elaborado por Antonio García del Riego, el Comité apoya la propuesta de la Comisión sobre la resiliencia operativa digital, ya que tiene por objeto aportar claridad jurídica a las disposiciones sobre riesgos de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), reducir la complejidad reglamentaria, establecer un conjunto de normas comunes encaminadas a mitigar los riesgos relacionados con las TIC y facilitar un planteamiento de supervisión armonizado. También pretende proporcionar la seguridad jurídica y las salvaguardias necesarias para las empresas financieras y los proveedores de TIC. (mp)