El CESE pide que se creen defensores de las pymes en materia de financiación y que se adopte un enfoque que dé prioridad a las pequeñas empresas a la hora de adoptar la IA en Europa

El CESE pide que se creen defensores especiales para ayudar a las pymes europeas a hacer frente a sus problemas en materia de financiación. El Comité también subraya que, para que las pymes adopten la IA, es necesaria la voluntad política de apoyarlas en el proceso.

En su pleno de enero, el CESE aprobó dos informes que abordan algunas de las cuestiones más apremiantes a las que han de hacer frente las pymes.

En «Estrategia para la próxima generación de pymes: favorecer una aplicación eficaz y rápida», el CESE hace hincapié en que el acceso al crédito, la liquidez, el flujo de tesorería y los pagos constituyen importantes escollos para las pymes, especialmente en el contexto pandémico. De ahí la propuesta de crear una red de defensores de las pymes en materia de financiación a fin de:

• fomentar el acceso de las pymes a los fondos;
• analizar si los bancos intermediarios utilizan instrumentos financieros para llegar a las pymes más necesitadas de recursos financieros y cómo lo hacen;
• mediar en las disputas entre las pymes y los proveedores de financiación.

El CESE también sugiere:

• que se cree un grupo de trabajo sobre liquidez de las pymes a fin de hacer un seguimiento de las nuevas medidas de la Comisión Europea para mejorar la liquidez a corto plazo de las micropymes;

• que se introduzca un impreso de solicitud de una sola hoja para aliviar la carga de las empresas con recursos humanos y equipos jurídicos limitados que deseen solicitar fondos europeos;

• que se ofrezcan a las pymes más oportunidades de participar con éxito en licitaciones públicas en los Estados miembros.

En «Desarrollar la inteligencia artificial en las microempresas y las pymes europeas», el CESE hace hincapié es que es necesaria voluntad política para superar los obstáculos que impiden a las pymes adoptar la IA.

Se necesita voluntad política para generar confianza, utilizando a los interlocutores sociales, cámaras de comercio, asociaciones profesionales y similares para disipar las preocupaciones de las pymes sobre el terreno.

El CESE sugiere una serie de medidas que también requieren una voluntad política continua y, en primer lugar, las siguientes:

• utilizar la educación y la formación profesional para fomentar un dominio general de la IA;
• garantizar que las pymes pueden acceder fácilmente a financiación tanto pública como privada para la IA;
•garantizar las infraestructuras y conexiones en todas las zonas;
• promover la concienciación sobre los retos de la ciberseguridad;
• dar la mayor difusión posible a las prácticas recomendadas e historias de éxito. (dm)