Un fuerte énfasis en la recuperación de la UE, la Unión de la Salud y la digitalización, una posición firme en defensa del Estado de derecho y una mirada orientada al futuro de Europa: el CESE celebra estos aspectos del discurso sobre el estado de la Unión de este año, que están en consonancia con sus propias prioridades.

Para el CESE, lo principal sigue siendo aplicar las reformas planteadas en los planes nacionales de recuperación y resiliencia, tomando en consideración las necesidades de los empresarios, los trabajadores y la sociedad en general.

«Convertir esas reformas en acciones solo será posible con la plena participación de la sociedad civil organizada», declaró Christa Schweng, presidenta del CESE.

La rapidez con la que Europa ha investigado, facilitado y administrado las vacunas contra la COVID-19 ha demostrado que Europa consigue resultados. Lograr una auténtica Unión de la Salud, tal como destacó la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, es una de las principales prioridades para el actual mandato del CESE.

En relación con las tecnologías del futuro, el CESE subraya que la UE debe desarrollar su propia visión y estrategia en materia de soberanía digital, manteniéndose abierta al libre comercio y apoyando el sistema multilateral.

La Sra. Schweng también acoge favorablemente la firme actitud de la Comisión Europea en relación con el Estado de Derecho. Es necesario defender los valores europeos.

Para el CESE, el éxito futuro del modelo económico y social de Europa dependerá en gran medida de nuestra capacidad de asociación y conexión con el resto del mundo, desde nuestros vecinos más cercanos —como los Balcanes Occidentales— hasta otros socios geopolíticos estratégicos. (at)