Alemania asume la Presidencia de la UE en medio de grandes expectativas

El 1 de julio, Alemania asumió el relevo de Croacia al frente del Consejo de la UE, en la que probablemente será la Presidencia más difícil hasta la fecha, con una Europa que se enfrenta a la mayor crisis económica, social y sanitaria de su historia moderna.

Alemania, que ocupará la Presidencia por decimotercera vez desde la firma de los Tratados de Roma en 1957, ya ha anunciado que su programa se centrará directamente en superar la pandemia de COVID-19 y en dar forma a la recuperación económica de la UE, así como en reforzar la cohesión social de Europa.

Peter Altmaier, ministro federal de Economía y Energía de Alemania, presentó ante el pleno del CESE las prioridades de la presidencia de este país, cuyo lema será «Juntos por la recuperación de Europa».

El ministro alemán afirmó en el pleno: «Todos somos conscientes de que únicamente trabajando juntos podremos luchar de manera eficaz contra esta pandemia. Para asegurar el éxito es imprescindible que la UE y sus Estados miembros se mantengan unidos, que mostremos nuestra solidaridad hacia los más débiles y que no permitamos que nos dividan. Este es el motivo por el que esta crisis constituye nuestra máxima prioridad. Queremos cerciorarnos de que existe una verdadera solidaridad hacia nuestros ciudadanos, y de que estos pueden verla y sentirla por sí mismos».

En opinión del Sr. Altmaier, la rápida adopción de un marco financiero plurianual (MFP) renovado y ambicioso y el plan de recuperación «Next Generation EU» que ha propuesto la Comisión para dar respuesta a las consecuencias sociales y económicas de la pandemia serían el primer paso en este sentido.

Además de las negociaciones sobre el MFP, se espera que Alemania aborde otras cuestiones acuciantes, como la protección del clima y el Pacto Verde Europeo, la transformación digital, el Estado de Derecho y el papel de Europa en el mundo. La futura relación de la UE con el Reino Unido también debería decidirse durante el mandato alemán.

El CESE se muestra dispuesto a contribuir a los trabajos de la Presidencia alemana y garantizar que se hace oír la voz de la sociedad civil europea en unos momentos tan dramáticos y cruciales para Europa y su futuro.

«El CESE está preparado para unir fuerzas y ayudar a dar forma e implantar el plan de recuperación "Next Generation EU" que nos permita salir de esta devastadora crisis y fortalecer al mismo tiempo el proyecto europeo. Seguimos comprometidos con la labor de la Presidencia alemana, al frente de una Europa que sane y proteja en común, y reactivando una Europa solidaria, emprendedora y sostenible para una nueva rEUnaissance», declaró el presidente del CESE, Luca Jahier.

Ya se ha pedido al CESE que elabore diez dictámenes sobre temas como la economía de plataformas, las cadenas de suministro sostenibles y el trabajo digno en el comercio internacional, las empresas sociales sin ánimo de lucro y su potencial para una Europa socialmente equitativa, la digitalización y la sostenibilidad, entre otros muchos.

El CESE expresó su satisfacción por el hecho de que la presidencia alemana tenga como una de sus prioridades llegar a un acuerdo en torno a la Conferencia sobre el futuro de Europa, en la que se espera que el CESE desempeñe un papel estratégico y fundamental.

Puede encontrar más información sobre la cooperación del CESE con la Presidencia alemana en el folleto que este ha publicado recientemente.