Isabel Caño Aguilar, antigua vicepresidenta responsable de Comunicación (2018-2020): «Un responsable de prensa con un toque de ironía gallega»

He pasado muchas horas trabajando con David Gippini, en particular, para preparar con él varias entrevistas de prensa. Cuando le conocí, en 2018, me pareció una persona seria. Sus aportaciones, siempre acertadas y muy bien elaboradas, y su razonamiento, muy ágil. Más allá del trabajo, descubrí a una persona abierta, generosa con su tiempo, con un toque de ironía gallega, y creo que nos entendimos muy bien. También tuvimos nuestros pequeñas «desavenencias» amistosas. Por ejemplo, yo milito por el lenguaje inclusivo, mientras que David es más académico y no le gustaban ciertas licencias lingüísticas. Hablábamos de ello a menudo, durante largas conversaciones, sustanciosas y exigentes. También debo agradecerle el rigor y la belleza que insufló a muchos de mis textos.

Siento que se vaya, pero le deseo muchísimo éxito en esta nueva etapa de su vida. No me cabe duda de que la Unidad de Prensa le echará mucho de menos. Yo también.