You are here

La Senda Paloma de la Paz: un camino hacia la paz en toda Europa

Peace signpost

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha aprobado, en su pleno del mes de marzo, un dictamen en el que se propone una estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE, que incluye la creación de la Senda Paloma de la Paz (White Dove Way), una ruta hacia la paz desde Irlanda del Norte hasta Nicosia, para promover el diálogo, la reconciliación y la prevención de conflictos, siguiendo los pasos de Columbano, peregrino irlandés del siglo VI.

La Unión Europea se fundó como una misión de paz, razón por la cual se le concedió el Premio Nobel de la Paz en 2012.  Esto ha permitido a muchas nuevas generaciones de europeos vivir muy alejadas de la realidad de la guerra. Ahora, ha llegado el momento de que la UE, el mayor proyecto de paz de la historia moderna, se convierta en un líder mundial consolidando la paz en Europa y en el mundo. Este es el mensaje principal del Dictamen de iniciativa La Senda Paloma de la Paz (White Dove Way) – Propuesta de estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE, aprobado por el CESE. Según Jane Morrice, ponente del dictamen, la UE tiene la obligación moral, más allá de intereses geopolíticos o económicos, de encontrar maneras de proteger la vida de víctimas inocentes atrapadas en los conflictos, en particular la de los niños.

Para ello, el CESE insta a la UE a crear y financiar una nueva estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial, cuya faceta principal sería la creación de la Senda Paloma de la Paz, una ruta de paz con una longitud de 5 000 km a través de Europa, desde Irlanda del Norte hasta Nicosia, capital de Chipre. Esta ruta seguiría los pasos de Columbano, peregrino irlandés del siglo VI considerado por Robert Schuman, padre fundador de la UE, como el santo patrón de todos aquellos que aspiran a construir una Europa unida, que viajó desde Irlanda hasta Italia.

La Senda Paloma de la Paz iría más allá de la ruta original y pasaría por lugares profundamente afectados por guerras y conflictos, como el Frente Occidental, Tirol del Sur y los Balcanes, conectando en su recorrido a personas y lugares. La propuesta incluye la creación de centros de paz y ramificaciones con el norte, este, centro y sur de Europa, de modo que los caminantes puedan escoger entre varias rutas y realizar tantas visitas como deseen.

Un itinerario cultural accesible a todos

La propuesta del CESE incluye, asimismo, un portal en línea que creará una experiencia virtual e interactiva con elementos audiovisuales de cada lugar, que serviría de herramienta educativa para la enseñanza de la consolidación de la paz en las escuelas de toda la UE. Para este fin, el CESE pide que se cree un Grupo de Acción Paloma de la Paz de la UE para iniciar consultas con los socios locales y regionales y otras rutas establecidas, como el Camino del Frente Occidental («The Western Front Way») y el itinerario cultural propuesto por la asociación Friends of Columbanus. Este Grupo de Acción también se encargaría de establecer una colaboración más estrecha con organizaciones internacionales como las Naciones Unidas, la UNESCO, la OSCE y el Consejo de Europa, y de la preparación logística para una ruta desde Irlanda hasta Chipre.

La iniciativa propuesta por el CESE incluye la creación de centros europeos para la paz y la reconciliación en Irlanda del Norte y Nicosia y centros de aprendizaje que conecten lugares estratégicos a lo largo de la Senda Paloma de la Paz, así como el reconocimiento por parte de la UE del símbolo de la paloma de la paz como «marca comercial» para todos los proyectos de paz de la UE y refuerzo de la obligación de los proyectos de paz de dar a conocer el apoyo de la UE. Como señaló Jane Morrice, al proporcionar una hoja de ruta para una estrategia de consolidación de la paz de alcance mundial liderada por la UE, basada en el programa PEACE de la UE para Irlanda del Norte y los condados fronterizos, junto con una ruta de la paz física y virtual para los viajeros, la Senda Paloma de la Paz funcionará como un faro que muestra una manera de vivir, aprender y conectar en un mundo cada vez más globalizado.

Para alcanzar estos objetivos, el CESE recuerda que con cada euro invertido en la paz se ahorran 7 EUR en defensa y exhorta a la UE a que priorice la consolidación de la paz en sus propuestas de cara al nuevo presupuesto (MFP 2021-2027). El nuevo presupuesto de la UE no debe centrarse únicamente en la prevención de conflictos y una mayor coherencia y cohesión entre el comercio interior y exterior, la ayuda, el desarrollo y las políticas de seguridad, sino también en garantizar y aumentar los recursos destinados a la diplomacia cultural, el periodismo de paz y el diálogo intercultural.

El dictamen también destaca la necesidad de una participación más estructurada de la sociedad civil a todos los niveles del proceso de toma de decisiones como elemento clave para el éxito de la estrategia, prestando especial atención a las mujeres y los jóvenes.

Según el dictamen del CESE, el nuevo presupuesto debería reflejar el éxito del programa Erasmus y hacer mayor hincapié en las estrategias de información, comunicación y educación, en particular, recurriendo a medios tanto tradicionales como sociales para implicar a los ciudadanos en todos los niveles del esfuerzo de consolidación de la paz de la UE.

En palabras de Jane Morrice, al hacer uso del símbolo de la paloma de la paz para señalizar el camino, la Senda Paloma de la Paz no solo constituiría un legado para la consolidación de la paz por la UE en todo el mundo, sino también una nueva visión para la UE y un mensaje de esperanza en tiempos cada vez más difíciles.

Downloads

La Senda Paloma de la Paz

See also