El Comité Económico y Social Europeo (CESE) aprobó en su pleno de marzo un Dictamen relativo a la Estrategia de la UE sobre fertilizantes, en el que aboga por la disponibilidad, la asequibilidad y la sostenibilidad.

La crisis mundial de los fertilizantes ha llegado a niveles críticos en Europa, donde los agricultores se están enfrentando a retos nunca antes vistos debido a unos precios sin precedentes y la escasez de suministro. La crisis se ha agravado recientemente por la guerra de Ucrania, que la ha convertido en una seria amenaza para la agricultura europea y la seguridad alimentaria a escala mundial.

En su pleno de marzo, el CESE acogió positivamente la comunicación de la Comisión sobre la garantía de la disponibilidad y asequibilidad de los fertilizantes y destacó la necesidad de adoptar medidas nacionales de emergencia para limitar el impacto de la crisis.

«Los agricultores se enfrentan a unos precios elevados de los fertilizantes, que repercuten en los consumidores. Acogemos con satisfacción la Comunicación de la Comisión Europea sobre la garantía de su disponibilidad y asequibilidad. No obstante, también son necesarias medidas de emergencia y medidas a más largo plazo para mitigar los efectos de la crisis», afirmó Arnold Puech d’Alissac, ponente del Dictamen del CESE.

El CESE ha propuesto varias medidas correctoras para mejorar el funcionamiento del mercado de fertilizantes de la UE, incluido el apoyo directo a los fabricantes de nitrógeno y agricultores más afectados mediante ayudas estatales.
Pese a ello, el Comité también señala que es menester abordar la cuestión del suministro y los precios de los fertilizantes propiciando las importaciones y la competencia interna, lo cual puede lograrse con la suspensión de los derechos de aduana de importación de la UE sobre todos los fertilizantes, la facilitación de la logística de los fertilizantes y la flexibilidad normativa.

Junto a estas medidas a corto plazo, el CESE ha recomendado que se adopten otras a medio plazo para limitar la dependencia de la UE respecto a los fertilizantes minerales importados y reducir la huella ambiental de la fertilización de los cultivos.
También ha acogido favorablemente la creación en 2023 de un nuevo observatorio del mercado de fertilizantes que posibilite el aumento de la transparencia en el mercado de los fertilizantes de la UE mediante la publicación periódica de los precios representativos en el mercado interno y de estadísticas sobre la producción y el consumo de fertilizantes.

En la escena internacional, el CESE insta a la UE a reforzar sus acciones contra la inseguridad alimentaria mundial, promoviendo la transparencia, la disponibilidad y el uso eficaz de los fertilizantes. Debe facilitarse el comercio mundial de fertilizantes manteniendo abiertos los mercados, evitando las restricciones y prohibiciones a la exportación, impulsando su producción en Europa y ampliando las rutas logísticas. (ks)