You are here

SERVICIOS FINANCIEROS Y MERCADOS DE CAPITALES

La Unión Europea respondió a la crisis económica y financiera que comenzó en 2008 con una serie de reformas para garantizar la estabilidad del mercado financiero y para reforzar la supervisión de los mercados financieros. El fomento del empleo, el crecimiento y la inversión es una prioridad fundamental para la Unión Europea. Por ello, es necesario crear una base sólida para un sistema financiero de la UE que contribuya al crecimiento, a la creación de empleo y a la inversión. El sector financiero debe cumplir su función de financiar la economía real.

Una iniciativa fundamental para alcanzar este objetivo es la creación de una Unión de Mercados de Capitales que contribuya a garantizar el desarrollo de mercados financieros bien regulados, estables, eficientes y competitivos a nivel mundial, por el bien de las empresas y de los consumidores. También es importante completar la Unión Bancaria como parte del proceso de profundización de la UEM con el fin de apuntalar la resiliencia de la Unión ante las crisis financieras y proteger a los depositantes.

Posición del CESE sobre los servicios financieros y los mercados de capitales 

El CESE considera importante adoptar un enfoque armonizado, holístico e integrado para regular el sector financiero, con el fin de crear unas condiciones más justas tanto entre las instituciones financieras como entre los Estados miembros, así como para reducir los riesgos en el sector financiero. Las reformas deben ayudar a fortalecer el marco prudencial y de resolución en Europa para los bancos y otros agentes financieros. El mayor reparto de riesgos en la Unión Bancaria debe ir acompañado de una mayor reducción del riesgo. El CESE está convencido de que la Unión de Mercados de Capitales puede contribuir eficazmente a una recuperación económica sólida y estable en un entorno regulador más unificado.