You are here

POLÍTICA DE COHESIÓN, REGIONAL Y URBANA

La política regional de la UE es una política de inversión cuyo objetivo consiste en reducir las disparidades económicas, sociales y territoriales en la Unión y fomentar el crecimiento y el empleo. Sus inversiones por valor de 351 800 millones de euros asignados para el período 2014-2020 se utilizan para aplicar la Estrategia Europa 2020. La solidaridad es un principio fundamental de la Unión, y la política regional pone en práctica este principio, especialmente en regiones con retraso, que sufren desventajas demográficas graves o que están más desfavorecidas geográficamente, como las islas y las regiones transfronterizas y montañosas. La política de cohesión y regional también aborda las regiones ultraperiféricas y las zonas urbanas.

El CESE y la política regional y urbana 

El CESE apoya la labor de la política regional de la UE para reforzar la solidaridad y fomentar el desarrollo. Sus dictámenes siempre han hecho hincapié en la función activa que cumple esta política en el refuerzo de la cohesión entre las diferentes regiones de la Unión. El CESE aboga por el principio de asociación y ayuda a garantizar su puesta en práctica. Más allá de sus dictámenes, el CESE, por medio de sus miembros, es proactivo en los debates y en el apoyo a las actividades de la sociedad civil. También existe un gran interés en el refuerzo de la cooperación territorial, que va más allá de las fronteras administrativas y aborda las necesidades reales a nivel local (como en las zonas macrorregionales y las zonas urbanas funcionales). El CESE ha apoyado y solicitado activamente las iniciativas europeas a favor del desarrollo y la integración de las zonas urbanas en la Unión Europea.