You are here

Derechos fundamentales y derechos del ciudadano

La Unión Europea no solo es un mercado común; es la unión de unos valores comunes que configuran la identidad europea. Estos valores están recogidos en el Tratado de la Unión Europea y también incluyen los derechos, libertades y principios establecidos en la Carta de los Derechos Fundamentales: «los valores indivisibles y universales de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad; [la Unión] se basa en los principios de la democracia y del Estado de Derecho. Al instituir la ciudadanía de la Unión y crear un espacio de libertad, seguridad y justicia, sitúa a la persona en el centro de su actuación».

La Carta reúne en un único texto todos los derechos personales, cívicos, políticos, económicos y sociales de los que gozan las personas dentro de la UE y que rigen para todas las instituciones de la Unión y los Estados miembros cuando aplican el Derecho de la UE.

Cualquier nacional de un Estado miembro es, por defecto, ciudadano de la Unión, además de la ciudadanía nacional del individuo. Los derechos que conlleva la ciudadanía de la Unión incluyen, entre otros, el derecho a circular y residir libremente en el territorio de la UE. Un grupo de un millón de ciudadanos europeos puede solicitar directamente a la Comisión Europea que proponga una iniciativa específica (Iniciativa Ciudadana Europea).

El CESE trabaja de forma muy activa en la promoción de los derechos fundamentales, el Estado de Derecho y la democracia, y especialmente en la lucha contra la discriminación por motivos de raza, origen étnico, discapacidad o género.