El CESE formula recomendaciones relativas a la futura política económica de la UE y la gobernanza de la UEM

En julio el CESE presentó diversas propuestas para la agenda económica del próximo período legislativo y recomendó que estas sienten la base de una nueva estrategia económica de la UE.

El CESE considera que la futura política y gobernanza económicas deberían tener en cuenta los retos geopolíticos y sociales —como la ralentización económica mundial, los litigios comerciales no resueltos, el Brexit, el cambio climático y demográfico, las crecientes desigualdades y la cuarta revolución industrial— y contribuir a reforzar la resiliencia ante las crisis y la sostenibilidad del modelo económico. Estos retos requieren una estrategia económica de gran alcance, con objetivos políticos claros y un marco de gobernanza económica más coherente.

Es preciso reforzar de manera equilibrada los cuatro pilares de la UEM —monetario y financiero, económico, social y político— y adoptar un enfoque positivo sobre el futuro desarrollo de la economía de la UE. El CESE pide, entre otras cosas, crear una capacidad presupuestaria en la zona del euro, fomentar el equilibrio entre la oferta y la demanda e impulsar una mayor participación del Parlamento Europeo, los interlocutores sociales y las organizaciones de la sociedad civil en las decisiones clave de la política social y económica.

Por lo que respecta a la convergencia al alza, el CESE considera que es necesario fomentar la educación y la formación, la I+D y la innovación. Estas medidas pueden consolidar la competitividad de la economía de la UE, que se basa en su capacidad de aumentar su productividad y su nivel de vida de manera sostenible, al tiempo que se convierte en una economía neutra desde el punto de vista climático.

Más información en ECO/492 y ECO/493 (jk)