La sociedad civil europea pide un compromiso político para lograr la igualdad de trato entre hombres y mujeres

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) ha instado a la Unión Europea y a sus Estados miembros a que otorguen prioridad en su agenda política a la igualdad entre mujeres y hombres, ante la preocupación de que los recientes ataques a los derechos de las mujeres en Europa puedan poner seriamente en peligro los progresos hacia una igualdad entre ambos sexos.

«Estamos asistiendo en esta década a una reacción violenta, visible y organizada frente a la igualdad de género y los derechos humanos. En muchos ámbitos, como el nivel salarial, las pensiones y las oportunidades de empleo, los avances en favor de la igualdad o se han estancado o se han invertido», declaró Indrė Vareikytė, ponente del Dictamen del CESE sobre las cuestiones de igualdad de género.

«Al ritmo actual, se necesitarán cien años para que las mujeres disfruten de igualdad frente a los hombres en Europa, y las hijas de las futuras generaciones tendrán menos derechos que las mujeres actuales», añadió.

El CESE ha pedido a la UE que redoble sus esfuerzos y que haga de la igualdad un objetivo por sí mismo en sus futuros marcos financieros, con una estrategia quinquenal ambiciosa y vinculante para abordar de manera eficaz todos los aspectos de la igualdad de género.

También ha pedido a los Estados miembros que aún no han ratificado el Convenio de Estambul que reconsideren su posición y ha solicitado a la Comisión que añada el acoso en línea y el acoso a las mujeres a la definición de delito de incitación al odio.

Para garantizar la igualdad de representación en sus propias filas, el CESE ha pedido al Consejo que revise sus directrices sobre el nombramiento de los miembros del CESE recomendando a los Estados miembros que tengan en cuenta la paridad de género en el momento de su selección. En la actualidad, el porcentaje de mujeres miembros del CESE es del 30 %. (ll)