Andrew Caruana Galizia: «Tenemos que trabajar juntos para asegurarnos de que se respetan los valores europeos»

El hijo de la periodista maltesa Daphne Caruana Galizia, asesinada en 2017 cuando informaba sobre la corrupción gubernamental, intervino ante el pleno de diciembre del Comité Económico y Social Europeo (CESE) y afirmó que un mecanismo europeo para supervisar el Estado de Derecho podría ayudar a defender el periodismo contra toda forma de presión.

El asesinato de un periodista constituye un ataque a la sociedad y a los valores fundamentales de Europa. Este es el motivo por el que la UE precisa de estructuras para luchar contra la delincuencia internacional y mecanismos encaminados a proteger a los periodistas y la libertad de los medios de comunicación.

Andrew Caruana Galizia, hijo de Daphne Caruana Galizia, la periodista maltesa asesinada el 16 de octubre de 2017 tras investigar y revelar casos de corrupción en las más altas instancias de gobierno, asistió como invitado especial al pleno de diciembre del CESE, donde apuntó la necesidad de dotarse de nuevos instrumentos a escala europea para supervisar el Estado de Derecho en todo el continente.

El Parlamento Europeo está trabajando para instituir un mecanismo de supervisión del Estado de Derecho y la nueva Comisión Europea parece dispuesta a ello. Hemos de trabajar juntos de verdad para asegurarnos de que este mecanismo es efectivo y cumple adecuadamente su cometido, y de que los valores que conforman la Unión Europea no son menos aplicables que los que sustentan nuestro mercado único, afirmó.

Muchos de los delitos que destapó mi madre eran delitos europeos, delitos que involucraban a diversas jurisdicciones. Es imposible que un único cuerpo policial consiga hacer justicia en muchos de estos casos delictivos. La pertenencia a la UE ha permitido la libre circulación de capitales y un respaldo político a nivel europeo, pero todo ello sin que fluyan también libremente la justicia y las investigaciones policiales, prosiguió.

El presidente del CESE, Luca Jahier, subrayó la importancia que reviste un periodismo libre para el buen funcionamiento y el equilibrio de nuestra sociedad: La libertad de los medios de comunicación ocupa un lugar central entre todos esos valores que en tanta estima tenemos. Silenciar a los periodistas es silenciar la democracia. Las revelaciones de las últimas semanas han confirmado lo que Daphne venía advirtiendo desde mucho tiempo antes de su asesinato, esto es, que el Estado de Derecho en el Estado miembro más pequeño de la Unión Europea estaba en peligro por las acciones de las mismas personas cuyo deber era proteger a los ciudadanos malteses. Desde entonces, otros periodistas han muerto mientras trabajaban en reportajes de investigación. Todos ellos defendían la democracia y el Estado de Derecho, y a todos los mataron porque era la única manera de silenciarlos.

La Asamblea rindió homenaje a la inestimable labor de Daphne reafirmando unánimemente la importancia de la libertad de prensa y destacando el papel esencial que desempeñan los periodistas en la defensa cotidiana de nuestras libertades fundamentales, que, junto con la democracia y el Estado de Derecho, contribuyen a la paz y la estabilidad de Europa.

Stefano Mallia, miembro maltés del CESE, se refirió a las manifestaciones que congregan diariamente al pueblo maltés: Es la primera vez en la historia de nuestro país que miles de personas protestan sin la dirección de un partido político. Es un hecho sin precedentes en un país donde los partidos políticos están muy presentes en su día a día. Nos hallamos en un momento de nuestra historia en el que la sociedad civil ha encontrado por fin su voz, y esto es algo de lo que Daphne estaría orgullosa. Lo que perseguimos es limpiar nuestro sistema político para defender nuestra democracia y obtener justicia para Daphne, su familia y la nación por la que tanto luchó.

El Sr. Caruana Galizia, refiriéndose a las últimas novedades en la investigación sobre el asesinato de su madre, se mostró incisivo en sus palabras y afirmó que nunca se podrá esperar justicia si no se produce un cambio institucional en Malta y que también es necesario un cambio en la cultura política del país: Ahora estamos más cerca que nunca en la historia de nuestra nación de llegar a un consenso sobre lo que hay que transformar en el país, sobre los cambios institucionales y constitucionales que necesitamos, así como sobre lo que tiene que cambiar en nuestra cultura política, en la de los partidos y en la de los medios de comunicación.

El Sr. Jahier concluyó elogiando la extraordinaria movilización de la sociedad civil maltesa: Todos los responsables del asesinato de Daphne deben rendir cuentas lo antes posible. Los ciudadanos europeos no pueden tolerar más demoras. Estoy realmente orgulloso de las organizaciones de la sociedad civil maltesa, que reivindican justicia porque nadie debería estar por encima de la ley. Quiero manifestar desde aquí nuestra solidaridad y apoyo sin fisuras, en este período crucial para el futuro de su país y para la promoción de los valores fundamentales de nuestra Europa. ¡Estamos con vosotros!.

Downloads

Caruana