El italiano Luca Jahier, elegido 32.º presidente del Comité Económico y Social Europeo (CESE), dirigirá esta institución durante los próximos dos años y medio, junto con sus dos nuevas vicepresidentas Milena Angelova (Bulgaria), responsable del presupuesto, e Isabel Caño Aguilar (España), responsable de la comunicación.

En un discurso inspirador pronunciado el 18 de abril en el pleno del CESE, que marcó el final de la presidencia de Georges Dassis, el nuevo presidente expuso las cuatro prioridades de su programa: el desarrollo sostenible, la promoción de la paz, el fortalecimiento del papel de la cultura y la participación de los jóvenes europeos.

«Invito a todos los presentes a contraer, junto a mí, un firme compromiso con un futuro europeo sostenible. Les invito a soñar con una Europa revitalizada y a trabajar juntos por un segundo Renacimiento europeo». El Sr. Jahier dirigió estas palabras a los 350 miembros del Comité que, tras el nombramiento de su nueva Mesa, constituye un ejemplo manifiesto de la igualdad de género, con muchos puestos de responsabilidad ocupados por mujeres.

«Europa —que sigue viéndose afectada por altos niveles de pobreza y una crisis migratoria no resuelta, así como por una falta de confianza en las instituciones democráticas— se beneficiaría de una poderosa revolución humanista y una transformación similar a la del Renacimiento», añadió el Sr. Jahier, manifestando la esperanza de que sus cuatro prioridades «para una agenda unificadora para el futuro» puedan brindar una oportunidad real a esta «rEUnaissance».

El Sr. Jahier elogió la labor de su predecesor, el Sr. Dassis, en cuestiones importantes como la migración, el pilar social y el futuro de Europa, y añadió que seguirá por este camino y se esforzará por mejorar el papel del CESE en la lucha contra las tendencias nacionalistas y populistas, así como por abordar la reducción del espacio cívico.

«Para la Europa del mañana, debemos armarnos de valor; debemos atrevernos a imaginar un mundo nuevo. No hay tiempo que perder, ya que tantas derrotas históricas pueden resumirse en dos palabras: demasiado tarde», concluyó el Sr. Jahier.

En sus discursos inaugurales, las dos vicepresidentas hablaron de la importancia del trabajo del CESE.

«El CESE puede desempeñar un papel único y fundamental en este ámbito, ya que está en condiciones de presentar la visión equilibrada que los interlocutores sociales y la sociedad civil organizada tienen sobre cómo trabajar juntos de manera más eficaz para lograr una Europa más unida y federal» afirmó la Sra. Angelova.

La Sra. Caño Aguilar afirmó: «El Comité es el verdadero punto de diálogo, el puente entre las instituciones europeas y la maquinaria que hace que todo siga avanzando. Y, asumiendo esta responsabilidad, tenemos que escuchar y hacer oír nuestra voz». (ll)