El CESE aporta una nueva contribución para mejorar la gobernanza económica de la UE

EU economic governance

En octubre, el Comité Económico y Social Europeo (CESE) aprobó un paquete de dictámenes sobre la gobernanza económica de la UE, que supone para los responsables europeos una nueva contribución a los debates en curso sobre la profundización de la unión económica y monetaria (UEM) y el próximo Semestre Europeo.

En el paquete, el CESE respalda las propuestas de la Comisión de establecer un programa de apoyo a las reformas (PAR) y una Función Europea de Estabilización de las Inversiones (FEEI) para el nuevo presupuesto de la UE (2021-2027). Esto constituiría un paso positivo hacia la mejora de la integración económica y la gobernanza de la UE.

Sin embargo, sería una buena idea supervisar el impacto social de las reformas estructurales llevadas a cabo con el apoyo del PAR y ampliar el programa a proyectos de importancia paneuropea. El éxito del nuevo instrumento dependerá de cómo se ajusten una serie de cuestiones: la definición de las reformas estructurales, los procedimientos de evaluación de las mismas y las condiciones para el desembolso de los fondos.

El CESE también manifiesta su preocupación por el tamaño de la FEEI, que podría ser insuficiente en caso de que las perturbaciones afecten a dos o más Estados miembros. El CESE considera que el hecho de que el desempleo sea el único criterio para activar el apoyo podría menoscabar la oportunidad y la eficacia de la herramienta.

La inclusión de otros criterios complementarios podría predecir una perturbación importante inminente, incluso con antelación, lo que haría posible activar el apoyo antes de que la perturbación se produjera. El CESE también recomienda que se siga desarrollandola FEEI y que se examine cómo podría funcionar un mecanismo de seguro a escala de la UE.

En cuanto a la política económica de la zona del euro en 2018, el CESE pide una orientación presupuestaria agregada positiva en la zona del euro. Un mayor gasto de inversión en los países excedentarios constituye una necesidad de política económica. La creación de entornos favorables a la inversión y la innovación empresariales también debería ser una prioridad de la política económica, al igual que la reducción de la inseguridad laboral, la pobreza y la desigualdad. (jk)