Dar la vuelta al euroescepticismo

Por el Grupo de Trabajadores del CESE

El Grupo de Trabajadores se reunió este mes en Viena para debatir sobre la Presidencia austriaca, así como sobre las amenazas que atenazan a los trabajadores y ciudadanos de Europa y las estrategias de los sindicatos para solventarlas.

El racismo, la xenofobia, el nacionalismo y el populismo de derechas están creciendo, alimentados por años de políticas neoliberales que han ido generando un descontento popular a medida que la desigualdad y la pobreza aumentaban. La falta de solidaridad nacional se ha reflejado a nivel europeo, donde los Estados miembros han aprovechado todas las oportunidades existentes con el fin de desvirtuar la agenda social para Europa. El pilar social, que prometía resolver la situación, hasta ahora ha sido ineficaz y carece de suficientes recursos y mecanismos. Al mismo tiempo, algunos gobiernos nacionales están desafiando abiertamente las bases de la democracia y el Estado de Derecho y atacando a la sociedad civil y los sindicatos.

En este momento crítico en que están en juego los derechos y las condiciones de vida de los trabajadores, el Grupo de Trabajadores se reunió en la sede de la Presidencia de la UE para debatir qué pueden y deben hacer los sindicatos para revertir esta situación antes de que sea demasiado tarde. Entre los participantes figuraban Wolfgang Katzian, presidente de la Federación Austriaca de Sindicatos ÖGB, Raimund Löw, conocido periodista e historiador, y Hannes Swoboda, antiguo presidente del Grupo S&D en el Parlamento Europeo. (ppr)