El CESE pide medidas obligatorias para las plataformas en línea a fin de contrarrestar la desinformación

Las plataformas de medios sociales deberían asumir más responsabilidades y atenerse a normas estrictas. El Comité coincide con la Comisión Europea en que esto representaría un gran paso adelante en la lucha contra la desinformación. Sin embargo, la propuesta de la Comisión carece de medidas concretas para alcanzar estos objetivos. En el dictamen elaborado por Martin Siecker y aprobado en el pleno del CESE el 19 de septiembre de 2018, el Comité insta a la Comisión a que adopte medidas obligatorias.

El crecimiento de la desinformación organizada producida por varios agentes estatales y no estatales supone una amenaza real para la democracia ya que el buen funcionamiento del sistema democrático depende de que ciudadanos bien informados puedan tomar decisiones fundamentadas sobre la base de datos fehacientes y opiniones fiables.

Uno de los principales problemas de la desinformación es que resulta virtualmente imposible comprobar la identidad de las fuentes en la web. Por si esto fuera poco, las personas y organizaciones malintencionadas que operan en el ciberespacio utilizan identidades falsas. «La tecnología no es ni buena ni mala pero puede utilizarse de una forma buena o mala. Depende de quien esté detrás de ella» afirmó el Sr. Siecker. «Esta es la razón por la que tenemos que luchar contra la desinformación con sus mismas herramientas y aprovechar todo el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías para informar a los ciudadanos» concluyó. (mp)