El CESE aboga por un Mecanismo «Conectar Europa» más sólido para después de 2020

Un presupuesto más sólido, más sinergias entre redes, apoyo técnico permanente, un compromiso renovado de invertir en proyectos de electricidad e infraestructuras de doble uso, civil y militar. En el dictamen elaborado por Aurel Laurențiu Plosceanu y Graham Watson, aprobado en el pleno del CESE del 19 de septiembre de 2018, el Comité apoya en líneas generales el nuevo Mecanismo «Conectar Europa» (MCE) para el período 2021-2027 y llama la atención sobre las áreas en que existe margen de mejora.

A través del programa MCE reformado, la Unión Europea invertirá en redes transeuropeas de transporte, de energía y digitales. Contar con infraestructuras modernas y de alto rendimiento es clave para contribuir a la interconexión y la integración de las regiones de Europa al tiempo que se fomenta la creación de empleo y se logra un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.

«El MCE es uno de los programas más exitosos de la UE y tiene importancia estratégica en lo que respecta a la integración del mercado interior, la conclusión de la Unión de la Energía, la movilidad inteligente y la oportunidad de que la UE aporte un valor añadido tangible a los ciudadanos, la cohesión social y las empresas», declaró el Sr. Plosceanu. «No debemos permitir que las autoridades reguladoras de los Estados miembros o de la UE impidan la interconexión eléctrica, por ejemplo, congelando proyectos que están financiados por el sector privado. Si queremos alcanzar nuestros objetivos climáticos necesitamos financiación tanto pública como privada en las redes transnacionales europeas», concluyó el Sr. Graham. (mp)