El trabajo 4.0 asesta los golpes más duros allí donde los interlocutores sociales son más débiles

por el Grupo de Trabajadores del CESE

Un estudio del Grupo de los Trabajadores del CESE centrado en las estrategias nacionales sobre el trabajo 4.0 demuestra que la participación de los interlocutores sociales es fundamental y que los trabajadores sufren las peores consecuencias allí donde se ha debilitado la negociación colectiva.

El ritmo de la transformación digital y los retos que se plantean en términos de regulación y calidad del empleo exigen respuestas políticas globales. Según estimaciones de la OCDE, el 14 % de los puestos de trabajo corren un alto riesgo de automatizarse y el 31 % sufrirá cambios significativos en los próximos quince o veinte años.

Los resultados del estudio revelan una fuerte demanda de trabajadores más cualificados y una erosión en el futuro de los empleos de cualificación retribución medias o, lo que viene a ser lo mismo, más desigualdades.

El estudio se remite a las conclusiones de la OIT sobre la economía de plataformas, en las que se afirma que las lagunas o las zonas grises de la legislación que han fomentado un entorno propicio para el desarrollo de condiciones de trabajo atípicas y de baja calidad son el resultado del declive de la negociación colectiva en algunos países.

En el estudio, titulado «Resumen de las estrategias nacionales sobre Trabajo 4.0: un análisis coherente del papel de los interlocutores sociales», se reivindica lo siguiente:

  • la mejora del diálogo social mediante una participación más activa de los interlocutores sociales en la configuración de una transición digital justa que garantice empleos de calidad y salarios dignos,
  • regímenes de protección social universales,
  • normas sobre seguridad y salud en el trabajo actualizadas para las nuevas tecnologías,
  • la anticipación de las necesidades de creación de empleo, y
  • el diseño de programas de formación.

El estudio se presentará oficialmente y se debatirá en un acto que el Grupo de Trabajadores celebrará el 18 de octubre. (prp)