Se necesitan más medidas urgentes para reducir los préstamos dudosos

NPLs

El CESE acoge favorablemente las propuestas de la Comisión Europea sobre préstamos dudosos. Aunque el Comité propone que se analice el posible impacto del Reglamento propuesto, estima que las propuestas contribuirán a reforzar la UEM y a avanzar hacia la culminación de la unión bancaria.

Es preciso aplicar medidas adicionales a escala de la UE para reducir la cantidad de préstamos dudosos y evitar que se acumulen. También resulta esencial eliminar las deudas deterioradas de los balances de las entidades financieras para evitar las consecuencias del sobreendeudamiento en el futuro y permitir que los bancos se concentren en la concesión de préstamos a las empresas y los ciudadanos. En el futuro, las entidades de crédito deberían conceder préstamos de manera responsable.

El Dictamen del CESE sobre las propuestas de la Comisión cuestiona el enfoque «de talla única» y el calendario para la provisión de nuevos préstamos dudosos con arreglo a los mecanismos legales de protección prudencial propuestos. La aplicación de estos mecanismos debería tener en cuenta las diferencias que existen entre los diferentes Derechos civiles nacionales y en la duración de los procedimientos en los tribunales civiles. El calendario propuesto podría obligar a los bancos a vender rápidamente los nuevos préstamos dudosos, un inconveniente para las empresas implicadas.

Por tanto, para establecer si el Reglamento propuesto es adecuado y eficaz, es muy recomendable evaluar sus posibles consecuencias sobre los bancos, la transmisión del crédito a los hogares, las pymes y el crecimiento del PIB.

Las propuestas de la Comisión promueven el desarrollo de mercados secundarios para los préstamos dudosos. El CESE considera que los reguladores no deberían fomentar la venta de préstamos dudosos, ya que existe el riesgo de que en los mercados secundarios se vendan a un precio menor del que podrían alcanzar si fueran los propios bancos los que los recuperaran. (jk)