Basta de privatizar el agua, afirma el CESE

El CESE cree que, en línea con la iniciativa ciudadana Right2Water, la actualización de la Directiva sobre el agua potable debería basarse en las directrices de la OMS y considerar el acceso al agua como un derecho humano. En el Dictamen del CESE relativo a la Directiva sobre el agua potable se pide poner fin a la privatización del agua y se aboga por medidas que motiven a los ciudadanos a hacer un uso razonable de este recurso limitado. Además, el Comité cree que es conveniente adelantarse a los problemas que pudiera afrontar la industria del agua mineral.

El CESE lamenta que la propuesta de la Comisión no reconozca claramente el derecho universal de acceso al agua potable y al saneamiento que se reivindica en la ICE y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible. El modelo de la OMS, basado en unas cantidades mínimas de agua al día y por persona, podría representar una opción válida.

«El agua potable constituye una materia prima fundamental para la salud, el bienestar y la dignidad de todos los seres humanos, y es crucial para la actividad económica y productiva, por lo que no debería seguir privatizándose», declaró Gerardo Larghi, ponente del dictamen.

Hay que aplicar medidas apropiadas, dirigidas tanto a los particulares como a la industria y la agricultura, para desalentar el uso desproporcionado del agua.

Las medidas de anticipación, como la reestructuración de la industria y el reciclaje profesional de sus trabajadores, deberían contribuir a amortiguar las repercusiones que se prevé que sufran los productores de agua mineral. (sma)