Servicios financieros destinados a los consumidores: el CESE encuentra apoyo para sus posiciones en un acto local en España

En la conferencia organizada el 24 de mayo por Carlos Trias Pintó, miembro del CESE, en la Representación de la Comisión Europea en Madrid, se hizo hincapié en la necesidad de reforzar la confianza de los consumidores en los servicios financieros transfronterizos en Europa, con vistas a incrementar su cuota, que actualmente es solo de un 7 % del total. Othman Karas, diputado al Parlamento Europeo, anunció que el Parlamento retomará algunas de las propuestas clave del CESE en el dictamen que está elaborando sobre el plan de acción de servicios financieros destinados a los consumidores propuesto por la Comisión.

Con la conferencia titulada Retos del nuevo contexto digital: calidad de la oferta, accesibilidad, competencia leal y protección de los consumidores se pretendía promocionar el Dictamen del CESE sobre servicios financieros destinados a los consumidores, adoptado en septiembre de 2017.

Bernardo Hernández Bataller, miembro del CESE, actuó como moderador del acto en el que tomaron la palabra Michael Ikrath y Carlos Trias Pintó, respectivamente ponente y coponente del dictamen. Entre los oradores figuraban también Othman Karas y Jonas Fernández Álvarez, diputados al Parlamento Europeo adscritos a la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios (ECON), Manuel Pardos, presidente de la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas de Ahorro y Seguros (ADICAE), Fernando Tejada de la Fuente, del Banco de España, y José Luis Martínez Campuzano, portavoz de la Asociación Española de Banca (AEB).

Los consumidores han de poder escoger a través de las fronteras los productos financieros mejores y más innovadores, afirmó Michael Ikrath, destacando que el mercado de los servicios financieros en la UE sigue fragmentado y que está muy lejos de lograrse su armonización. Afirmó que los bancos clásicos para clientes, especialmente los bancos regionales o locales, son mediadores clave para reforzar la confianza de los consumidores, ya que gozan de un alto nivel de confianza entre los consumidores de la UE y la tendencia a cambiar de proveedor es bastante limitada.

Hay que armonizar los criterios de solvencia para resolver el problema de la suscripción de créditos al consumo transfronterizos por prestatarios que no tienen acceso a ellos en su país («loan shopping»), exponiéndose así al sobreendeudamiento. Hay que minimizar la insolvencia de los consumidores mediante la legislación, afirmó Carlos Trias Pintó, quién subrayó también los riesgos que entrañan las monedas digitales alternativas, como el bitcóin, las cibermonedas y la tecnología de cadenas de bloque, ya que pueden socavar la seguridad, la protección de datos y la confianza de los consumidores.

Othman Karas manifestó su apoyo al dictamen del CESE y anunció que retomará algunas de sus propuestas en el dictamen del Parlamento Europeo, en particular:

  • la necesidad de garantizar que el tratamiento impositivo aplicado a los productos y servicios deje de ser un obstáculo para una competencia justa;
  • la Comisión debería definir «productos emblemáticos» adicionales —además de los productos de consumo— que sean simples, tengan las mismas características y, por tanto, sean comparables y transparentes;
  • dotarse de instrumentos de comparación independientes y sometidos a certificación para los diversos productos financieros;
  • someter a la normativa de consumo a los gigantes informáticos, como Google, Apple, etc. (dm)