Estudio sobre la «Implantación del pilar europeo de derechos sociales»

por el Grupo de Trabajadores del CESE

Estudio elaborado por el Observatorio Social Europeo para el Comité Económico y Social Europeo a petición del Grupo de Trabajadores

El pilar social podría garantizar nuevos derechos a los ciudadanos, algo muy necesario después de años de crisis y austeridad. Pero, ¿en qué situación se encuentra el pilar social? ¿Ha tenido ya un impacto? ¿Qué senda seguir?

La Unión Europea necesita una fuerte dimensión social para compensar el enfoque económico dominante, y estos factores sociales clave figuran entre los principios del pilar. Aunque la percepción general del pilar es positiva, existe cierta preocupación por su carácter no vinculantey, especialmente, por su financiación, respecto de la cual resultarán fundamentales los recursos asignados con cargo al marco financiero plurianual (MFP).

Según el estudio, el pilar ya ha tenido un impacto significativo en el Semestre Europeo 2018, siendo el cuadro de indicadores sociales un paso positivo, pese a la necesidad de seguir afinando.

En cuanto a sus recomendaciones, en el estudio se considera importante garantizar salarios mínimos decentes e, incluso más fundamental, velar por un salario digno que permita a los trabajadores vivir realmente de él. Los autores proponen introducir una tasa de riesgo de pobreza como guía para establecer salarios dignos, adaptándose al mismo tiempo a las situaciones nacionales específicas. (pr)

El estudio está disponible aquí