Desde el 14 de mayo, el restaurante del edificio Jacques Delors, compartido por el Comité Europeo de las Regiones y el Comité Económico y Social Europeo, ya no utiliza materiales de plástico desechables ni productos envasados con plástico, convirtiéndose así en el primer comedor sin plástico de las instituciones europeas.

Se han prohibido los platos, vasos y cubiertos de plástico, se han instalado dispensadores de agua y todas las demás bebidas están disponibles en botellas de vidrio o latas.

Prescindir del plástico forma parte de un enfoque global para la sostenibilidad que se adoptó en 2011, cuando el restaurante del CDR/CESE se adhirió al programa de comedores sostenibles de la Región de Bruselas-Capital. Dos años más tarde, obtuvo la etiqueta «Good Food» (con dos tenedores de un máximo de tres), la certificación de la Región de Bruselas-Capital que reconoce a los restaurantes que proporcionan alimentos sanos y sostenibles.

Estos logros son el resultado de la visión y los esfuerzos del servicio EMAS del CESE/CDR en colaboración con el contratista de servicios de restauración. Ambos coinciden en que aún quedan retos por delante, como aplicar el mismo conjunto de normas a la cafetería y las salas de reunión en los edificios de los Comités y desalentar el uso de productos desechables. (ll/dgf/ls)