Los ciudadanos, en el centro del debate sobre el futuro de Europa

Durante dos días, 5 y 6 de mayo, el Comité Económico y Social Europeo, en su calidad de representante de la sociedad civil, abrió sus puertas al «panel de ciudadanos europeos» que congregó a un centenar de ciudadanos representativos de la diversidad de los 27 Estados miembros, excluido el Reino Unido.

Organizó el encuentro la Comisión Europea, por iniciativa del Gobierno francés y en colaboración con el Comité, que fue el anfitrión de este «estreno».  

Los participantes en el panel compartieron sus inquietudes, temores y esperanzas con respecto al futuro de Europa, contribuyendo así a plantear doce cuestiones clave que preocupan a los europeos en todos los ámbitos de la vida, como el desempleo, la educación, la migración, el medio ambiente, el clima, la salud, la defensa y la seguridad. En definitiva, cada ciudadano tuvo la oportunidad de expresarse sobre el futuro de Europa.

A partir del 9 de mayo, el cuestionario, que se ha convertido en una «herramienta paneuropea» y es objeto de una consulta gestionada por la Comisión Europea, estará disponible en línea para todos los ciudadanos europeos, con vistas a la Cumbre de Sibiu que tendrá lugar en mayo de 2019. 

El presidente del CESE, Luca Jahier, destacó el carácter único de este proyecto, que «nos obliga a buscar el camino andando», y la importancia de dialogar sobre los temas propuestos por los ciudadanos europeos. El presidente también aseguró a los participantes en el panel que sus opiniones se tendrán en cuenta: «La diversidad de opiniones, junto al contexto cultural y lingüístico, crean la riqueza de nuestro espacio europeo».

Para Thierry Libaert, miembro del Grupo III, el panel de ciudadanos europeos no puede ser flor de un día tras el encuentro de Bruselas, sino que debe ampliarse a todos los lugares donde se reúnan los participantes, y los miembros del CESE deben dar continuidad a este proyecto en sus propios Estados miembros.

La idea de acoger al panel de ciudadanos europeos surgió en el pleno del CESE de febrero de 2018. En esta ocasión, Nathalie Loiseau, ministra francesa de Asuntos Europeos invitada al pleno del Comité, presentó el proceso de consultas europeas propuesto por el presidente Macron. Y este es el contexto en el que Georges Dassis (presidente saliente del CESE) y Luca Jahier (presidente entrante) propusieron la participación activa e inmediata del Comité, a raíz de los buenos resultados obtenidos en las consultas realizadas en 2017 por el Comité en los Estados miembros en el marco del Libro Blanco de J.C. Juncker sobre el futuro de Europa. (ehp)