No deben olvidarse los intereses de los ciudadanos de la UE a la hora de desarrollar nuevas formas de movilidad

 mobility

El Comité Económico y Social Europeo (CESE) insta a la Comisión a actuar con mayor rigor al facilitar el acceso de los consumidores a formas de movilidad nuevas, más limpias y que sean asequibles, y que prevea más ayuda financiera para el transporte público. En el dictamen sobre La consecución de objetivos de bajas emisiones que adoptó en el pleno de la semana pasada, el Comité analiza la propuesta de la Comisión sobre la manera de reducir de forma eficaz las emisiones de gases procedentes del transporte por carretera.

El CESE pone de relieve el enfoque general y tecnológicamente neutro de la Comisión aunque, según afirma el ponente, Ulrich Samm, las iniciativas propuestas no se ajustan plenamente a él. Por consiguiente, recomienda adoptar un enfoque más flexible en lugar de, por ejemplo, establecer límites de emisiones fijos u objetivos en materia de contratación pública. Por otra parte, el CESE señala que la Comisión, además de centrarse en las nuevas tecnologías, como los vehículos eléctricos, también debería considerar el gran potencial de mejora que tiene el parque automovilístico existente. (ia)