Replantearse el uso que hacemos del plástico: un cambio en el comportamiento requiere un marco legislativo robusto y alternativas viables

Cillian Lohan, miembro del CESE y de la Plataforma europea de partes interesadas de la economía circular, declaró, durante una audiencia sobre la Estrategia europea para el plástico en una economía circular organizada por el CESE, que la tecnología por sí sola no bastará para impulsar la transición, sino que tendrá que ir de la mano de un cambio generalizado en el comportamiento. Se mostró convencido de que podríamos «impulsar un cambio en el comportamiento si ofrecemos alternativas válidas y asequibles». Abordar nuestros patrones de consumo es crucial para determinar lo que podemos conseguir en el futuro. Sobre la necesidad de una transición a una economía circular, afirmó que es «esencial pasar del concepto de consumidores al de usuarios por lo que respecta al consumo excesivo y a los residuos».

Varios expertos procedentes de distintos ámbitos debatieron estas cuestiones importantes. Las conclusiones principales proporcionarán una aportación relevante de la sociedad civil al dictamen del CESE que se está elaborando sobre esta estrategia y a la directiva correspondiente.