La financiación del pilar europeo de derechos sociales

por el Grupo de Trabajadores del CESE

Hemos de reactivar la solidaridad y detener el nacionalismo, el racismo y las políticas de cortas miras en Europa.

El pilar europeo de derechos sociales es fundamental para mejorar las condiciones laborales y salariales y los sistemas de protección social en Europa, garantizar el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, y mejorar las normas sociales y la convergencia entre los Estados miembros de la UE, incluida la negociación colectiva y el acceso a los servicios sociales.

Sin embargo, sin dinero no habrá mejoras: la aplicación efectiva del pilar en los Estados miembros únicamente será posible si se cuenta con los recursos financieros suficientes para invertir en políticas sociales, lo que materializaría los derechos y principios en iniciativas políticas concretas.

Así pues, mecanismos como el Fondo Social Europeo y el Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas, entre otros, han de asumir un papel relevante, al igual que un sistema tributario más justo y la adopción de una «regla de oro» que excluya determinadas inversiones sociales —la educación, las infraestructuras, etc.— del déficit público, algo que permitiría una mayor inversión social sin quebrar las normas fiscales. 

El CESE está elaborando en la actualidad un dictamen sobre la financiación del pilar de derechos sociales a fin de evaluar de manera equilibrada cómo se puede y debe alcanzar este objetivo garantizando un aumento de las inversiones, en particular mediante la asignación de fondos en el marco financiero plurianual posterior a 2020 al FSE, el FEIE y otros fondos de la UE. Este dictamen viene a sumarse al debate en curso sobre el próximo marco financiero, que incidirá en el éxito de las políticas de convergencia social. (prp/mg)