Respaldo del CESE a las propuestas de la UE para asegurar el transporte aéreo y por carretera de mercancías en caso de Brexit sin acuerdo

En tres dictámenes aprobados en febrero, el CESE respalda la propuesta de la Comisión de ampliar temporalmente la aplicación de la legislación de la UE para atender a problemas específicos que podrían afectar al transporte aéreo y por carretera de mercancías en caso de que se produjera un Brexit sin acuerdo.

  • Seguridad aérea

El CESE apoya el plan de acción elaborado por la Comisión para cubrir una hipotética falta de acuerdo, con medidas específicas para garantizar la continuidad de la validez de los certificados para productos, componentes, equipos y empresas aeronáuticas. «El Reglamento de la UE solo debería hacerse efectivo para resolver cuestiones de seguridad aérea que no pudieran solventarse por otras vías. El objetivo no es ampliar el , sino ofrecer una solución temporal que permita al sector seguir cumpliendo las normas de seguridad más estrictas hasta que el Reino Unido establezca una legislación y unas agencias nacionales que asuman las funciones de una agencia de seguridad», afirmó el ponente, Thomas McDonogh.

  • Servicios aéreos

El Comité también respalda la idea central de la propuesta de la Comisión de un Reglamento de contingencia para garantizar los servicios aéreos básicos y señala que esto no puede considerarse una extensión de las normas actuales, en particular del Reglamento (CE) n.º 1008/2008, ni siquiera un acuerdo de retirada unilateral, ya que los derechos están limitados en el tiempo y en su finalidad. El ponente del Dictamen, Jacek Krawczyk, declaró: «El Reglamento propuesto constituye una solución temporal y un plan de contingencia para reducir el impacto de un Brexit abrupto. Esta es la única manera realista de mitigar las posibles consecuencias negativas graves que cabe esperar para el sector de la aviación si el acuerdo de retirada no se ratifica antes del 29 de marzo de 2019».

  • Transporte de mercancías por carretera

Asimismo, el CESE apoya las propuestas de la Comisión que conceden a los transportistas británicos de mercancías por carretera el derecho, hasta el 31 de diciembre de 2019, a circular libremente dentro de la UE, siempre que también se concedan condiciones de competencia leales, equitativas y sin discriminaciones a los transportistas de la UE en el Reino Unido. «Confiamos en que, antes de la salida del Reino Unido, las autoridades británicas adopten un conjunto de medidas temporales equivalentes, que garanticen a los transportistas por carretera de la Unión que circulen por el Reino Unido los mismos derechos que la Comisión brinda de forma transitoria a los transportistas titulares de una licencia del Reino Unido por la que se les autoriza a transportar mercancías entre el territorio de este último y los veintisiete Estados miembros restantes», señaló el ponente, Raymond Hencks. (mp)