En una audiencia del CESE se formulan propuestas para un Semestre Europeo más inclusivo

Los Estados miembros de la UE deben reforzar la implicación de las partes interesadas en sus esfuerzos por reformar las economías nacionales. Junto con una nueva estrategia de desarrollo sostenible de la UE a largo plazo, esto podría contribuir a un Semestre Europeo más eficiente e inclusivo, capaz de abordar los retos que afronta la UE.

Estas son algunas de las conclusiones destacadas de una audiencia pública sobre el tema «Hacia un Semestre Europeo más inclusivo» que el Grupo del Semestre Europeo del CESE celebró el 28 de febrero.

En su alocución de apertura, el presidente del CESE, Luca Jahier, instó a consolidar el Semestre y afirmó que es hora de centrarse en la inclusión, creando «condiciones de vida dignas para los ciudadanos y condiciones dignas para las empresas» y contribuyendo a generar una «perspectiva más resiliente, innovadora y sostenible».

Los participantes pidieron que los interlocutores sociales, las organizaciones de la sociedad civil y los parlamentos nacionales fueran asociados sistemáticamente en las próximas reformas. Sostuvieron que la consulta desde la base es fundamental para granjearse el apoyo de los ciudadanos, y que debería ser obligatoria.

En la actualidad, la calidad de la participación en las reformas estructurales y el desarrollo de los programas nacionales de reforma registran considerables divergencias en toda Europa y entre las distintas áreas de políticas. Además, la aplicación de las recomendaciones específicas por país no es satisfactoria en todos los Estados miembros. Una de las principales razones radica en la falta de asunción de las reformas.

Las partes interesadas señalaron que, a su juicio, la adopción de los principios de asociación y gobernanza multinivel podría ayudar a mejorar no solo el nivel de asunción sino también la eficiencia y la inclusividad del proceso del Semestre Europeo. Reclamaron igualmente un mecanismo de información de retorno para el proceso de consulta e instaron a que las reformas se supervisen y evalúen correctamente.

Finalmente, las partes interesadas lamentaron el hecho de que el cuadro de indicadores del Semestre no tuviera en cuenta factores como el cambio climático. Pidieron también que el proceso se vincule a una estrategia de la UE a largo plazo basada en la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. (jk)