El CESE presenta propuestas para hacer de la ciberseguridad una realidad

La UE debería reforzar el mandato de la ENISA como agencia de ciberseguridad de la UE, crear un marco de certificación a nivel europeo y centrarse en la educación y protección de los usuarios de internet.

En un dictamen aprobado en el pleno de febrero, elaborado por Alberto Mazzola y Antonio Longo, el CESE respalda ampliamente el paquete de ciberseguridad presentado por la Comisión Europea.

Según una encuesta especial del Eurobarómetro sobre la «actitud de los europeos frente a la ciberseguridad», el 73 % de los usuarios de internet se muestran preocupados por que los sitios web puedan no mantener protegida su información personal en línea y el 65 % por que puedan no hacerlo las autoridades públicas. La mayoría de los encuestados manifiestan su preocupación porque podrían ser víctimas de varias formas de ciberdelincuencia, en especial los programas informáticos maliciosos en sus dispositivos (69 %), la usurpación de identidad (69 %), y el fraude de tarjeta bancaria o el fraude bancario en línea (66 %).

A fin de mejorar el marco europeo de ciberseguridad, el Comité propone una serie de medidas prácticas.

  • Reforzar la ENISA como agencia de ciberseguridad de la UE

El CESE está de acuerdo con la Comisión en que el mandato de la Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información (ENISA) debería ser permanente. Sin embargo, el CESE también considera que habría que dar a la ENISA más recursos financieros y centrar su labor en el apoyo a la administración electrónica y la identidad digital para las personas y organizaciones.

  • Una certificación europea de ciberseguridad

El Comité cree que habría que establecer un marco de certificación de la ciberseguridad de la UE, con diferentes requisitos según los diferentes sectores. Los regímenes de certificación ayudarían a aumentar la seguridad en función de los conocimientos actuales de las necesidades y amenazas y deberían basarse en normas europeas sobre ciberseguridad y TIC definidas de común acuerdo y reconocidas a nivel internacional.

  • El factor humano: educación y protección

El CESE cree que la propuesta de la Comisión debería centrarse en mejorar las cibercompetencias entre los individuos y las empresas, y recomienda tres líneas de acción: programas de aprendizaje y formación a lo largo de toda la vida, campañas de sensibilización y la creación de un plan de estudios certificado por la UE para las escuelas secundarias y los profesionales. (mp)

En la foto: Alberto Mazzola, ponente del CESE, y Antonio Longo, coponente del CESE del dictamen relativo al Reglamento de Ciberseguridad.