Sociedades fuera de las metrópolis: el papel de las organizaciones de la sociedad civil para combatir el populismo

Grupo Diversidad Europa del CESE

El auge del populismo en la UE registra en la actualidad sus cotas más altas desde la década de 1930. En este contexto, el Grupo Diversidad Europa del CESE ha llevado a cabo un estudio titulado «Sociedades fuera de las metrópolis: el papel de las organizaciones de la sociedad civil para combatir el populismo», que ya puede consultarse en línea.

El estudio determina los factores que influyen en las decisiones de los ciudadanos en favor del populismo y describe el papel de las organizaciones de la sociedad civil para contrarrestarlo. En él se analizan ocho zonas no metropolitanas de cuatro países distintos en las que el voto populista fue elevado, una vez por encima de la media de la UE y otra por debajo en cada país:

  • Klagenfurt-Villach y Baja Austria Sur (Austria)
  • Drôme y Aisne (Francia)
  • Udine y Reggio di Calabria (Italia)
  • Płocki y Nowosądecki (Polonia)

El declive económico, la inestabilidad social y los limitados niveles de educación son factores significativos que explican el creciente apoyo a los populistas en toda la UE. Sin embargo, existen otros factores interdependientes más importantes. Por ejemplo, la inseguridad real o percibida es alimentada diariamente por la desinformación, mientras que muchos votantes jóvenes se sienten atraídos por la idea de que los partidos populistas pueden introducir cambios positivos en unos sistemas políticos estancados e incompetentes.

El Grupo Diversidad Europa está firmemente convencido de que los miembros del CESE tienen una doble responsabilidad: intensificar las actividades a nivel tanto nacional europeo para reforzar las redes, y explicar mejor «Europa» para acercarla a los ciudadanos. En última instancia, proteger y preservar la democracia liberal es asunto de todos. (cl)