Las minorías cognitivas podrían contribuir a resolver el desajuste de cualificaciones en el futuro mercado laboral

En enero, la Sección TEN del CESE asistió a una presentación sobre cómo aprovechar el potencial de las «minorías cognitivas» —personas que presentan autismo de alto funcionamiento, hiperactividad, dislexia o dispraxia— para satisfacer la demanda no cubierta de determinadas competencias técnicas, ayudándolas de paso a integrarse socialmente.

Hugo Horiot, autor del libro Autisme, j'accuse!, y él mismo autista, señaló las «numerosas áreas especializadas en las que se necesitan determinadas cualificaciones de alto perfil técnico, que resultan muy difíciles de encontrar cuando el grupo cognitivo que las posee se siente rechazado por el sistema», subrayando que «hay que animar a las empresas y a las instituciones a que introduzcan métodos de selección y evaluación de personal distintos de los que proponen los modelos estándar basados en las aptitudes sociales».

Según algunas estimaciones, aproximadamente el 65 % de los alumnos de las escuelas actuales se verán llamados a ocupar puestos de trabajo que no existen en la actualidad, y a las empresas les resultará cada vez más difícil encontrar las cualificaciones que necesitan. Aprovechar el potencial de las minorías cognitivas supondría no solo una contribución vital para nuestra sociedad, sino también una oportunidad para la integración social de personas que poseen un tipo diferente de inteligencia. «A un grupo al que se priva de perspectivas en nuestra sociedad se le ofrecería la oportunidad de contribuir a ella de manera innovadora», afirmó el Sr. Horiot.

Es fundamental reconocer que todos los seres humanos son complementarios y pueden contribuir a la sociedad de múltiples maneras. «Todos somos diferentes», declaró el presidente de la sección TEN, Pierre Jean Coulon. «Sin embargo, por un lado hay diferencias que se consideran aceptables porque no molestan ni afectan a nadie y, por otro lado, diferencias que no aceptamos. Tal es el caso de la neurodiversidad», concluyó.