Cumbre Euromed: la inversión en capital humano es fundamental para garantizar la estabilidad y la seguridad en la región

Los miembros de los órganos representativos de la sociedad civil de los países de la región euromediterránea se reunieron en Turín los días 17 y 18 de diciembre en la Cumbre Euromediterránea de Consejos Económicos y Sociales e Instituciones Similares. El debate giró en torno a la educación y la formación en la región.

A pesar de los distintos desafíos que afronta cada uno de los países, dado que el acceso a la educación y la formación varía enormemente en la región, existe un consenso generalizado en el sentido de que la inversión en capital humano es esencial no solo para el desarrollo sostenible de estos países, sino también a la hora de garantizar la estabilidad y la seguridad regionales.

Según datos recientes, el mercado de trabajo de la región euromediterránea presenta, por lo general, un rendimiento deficiente, con una modesta creación de puestos de trabajo, bajos índices de empleo, una participación extremadamente reducida de los jóvenes y de las mujeres en el mercado laboral —la participación femenina promedia por debajo del 25 %—, así como un incremento del número de personas que permanecen al margen de la educación, el empleo o la formación (los «ninis») y en riesgo de exclusión. Por lo tanto, el sector de la educación y la formación está llamado a desempeñar un papel central para dotar a las personas de las competencias adecuadas.

Los participantes abordaron los retos que plantea la educación en la región y aportaron contribuciones colectivas que pasarán a engrosar un profundo informe que se remitirá a los gobiernos de los países representados. Durante el debate se formularon propuestas para mejorar la educación y la formación profesional y el aprendizaje permanente en todos los países euromediterráneos como parte de un proyecto destinado a construir unas democracias más fuertes, unas economías más saneadas y unas sociedades más igualitarias. (dgf)