«Los pagos directos solo deberían destinarse a los agricultores activos», afirma el CESE, que defiende un apoyo especial a los jóvenes agricultores

El CESE respalda una PAC fuerte y financiada adecuadamente, así como un aumento del presupuesto de la UE hasta alcanzar el 1,3 % de la RNB, en consonancia con el crecimiento de la economía de la UE. Debe otorgarse una financiación adecuada a la PAC para abordar las bajas rentas agrícolas de los agricultores y trabajadores agrícolas, la inflación y cualquier restricción derivada del Brexit, así como establecerse requisitos adicionales en materia de medio ambiente y cambio climático.

«Los agricultores europeos —las explotaciones familiares, las pymes, las cooperativas y otros sistemas de explotación agraria tradicional— deben poder vivir de sus ingresos agrícolas. Esto debe garantizarse mediante unos precios justos para todos y unos pagos directos elevados. Sin embargo, los pagos directos deberían destinarse únicamente a los agricultores activos y a las explotaciones agrícolas que participan en la producción agrícola sobre la base de criterios objetivos y prácticas regionales y que suministran bienes públicos. No basta con ser solo propietario de tierras agrícolas», afirmó Jarmila Dubravská, ponente del dictamen del CESE sobre El futuro de los alimentos y de la agricultura. «Para los agricultores de la UE, resulta muy importante que las propuestas legislativas impliquen la simplificación sustancial de los elementos más burocráticos de la PAC», añadió John Bryan.

La subsidiariedad no debe menoscabar la PAC o el mercado único. Debería aplicarse únicamente a los planes de los Estados miembros para alcanzar los objetivos de la PAC, otorgándoles la flexibilidad necesaria para escoger las opciones de pago correspondientes al primer y segundo pilar que mejor se adecuen a los tipos de agricultura, estructuras y condiciones de cada país, teniendo en cuenta sus condiciones naturales y su entorno. El CESE no está a favor de que los Estados miembros transfieran fondos del segundo pilar al primero. Aboga más bien por un nivel de cofinanciación razonable del segundo pilar para todos los Estados miembros.

El CESE también propone mejorar las ayudas de la PAC a los jóvenes agricultores y el relevo generacional. Por último, la UE debe seguir una estrategia más coherente entre la PAC y su política comercial. (sma)